perros de paja straw dogs

Perros de paja (Straw Dogs)

Perros de paja (Straw Dogs) es una película dirigida por Sam Peckinpah en 1971 y protagonizada por Dustin Hoffman y Susan George, con una historia basada en The Siege of Trencher’s Farm, novela escrita en 1969 por el escritor escocés Gordon Williams.

perros de paja straw dogs posterLa filmación de la película se tuvo que trasladar a Inglaterra, ya que los anteriores proyectos de Peckinpah en Hollywood habían terminado con tantos problemas que le era complicado conseguir financiación en América. Y es que el carácter de este director fue una constante a lo largo de su carrera, y una de las características por la que muchos le recuerdan.

Pero este carácter fuerte e indomable también era el que le daba la genialidad a la hora de dirigir y conseguir la tensión y violencia que muchas de sus escenas más míticas transmiten al espectador. De hecho, Perros de paja es una de las obras paradigmáticas de su filmografía, con una violencia no sólo física, sino mostrada también de una manera sutil a través de la psicología de los personajes, tanto en los pensamientos que van proyectando como en las acciones que van construyendo la película.

perros de paja straw dogs susan george

David Summer (Hoffman) es un profesor estadounidense que, junto con su mujer Amy (George), se muda al pueblo de ésta, en la campiña inglesa. Su intención es huir de una sociedad americana que está evolucionando rápidamente, y establecerse en un lugar con un estilo de vida más tranquilo y sencillo. Pero, lo que tiene una apariencia de seda, acaba siendo más áspero que un estropajo y, rápidamente, el mesurado David comienza a ver cómo en el pueblo hay aún más problemas sociales que los que dejó atrás a miles de kilómetros.

Con esta premisa y los antecedentes de Peckinpah, era de suponer que Perros de paja iba a ser una película muy controvertida, ya que el director, sin que se convierta en nada gore como lo que podemos estar acostumbrados a ver ahora en la pantalla, traslada al espectador la sensación de angustia, de tensión e, incluso, de violencia que asolan a los protagonistas. Es muy difícil expresar en imágenes el interior de una persona tal y como lo hace Peckinpah con el pobre David.

perros de paja straw dogs

Tan difícil es que, sin ninguna duda, el trabajo tras las cámaras en esta cinta es una de las demostraciones más claras de la verdadera importancia que puede tener un director a la hora de conseguir que una película sea buena, muy buena, o una obra maestra.

Y, como ésta no iba a ser una excepción, también ha pasado por el sufrimiento de los remakes innecesarios. En fin, que lo original siempre suele ser superior a las copias y, en este caso, decir esto es quedarse un poco corto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *