cinema paradiso

Cinema Paradiso

Cinema Paradiso es una película italiana dirigida por Giuseppe Tornatore en 1988, y protagonizada por Jacques Perrin y Philippe Noiret. Es una de las películas más alabadas del cine italiano, tanto por lo bonito de su historia, que recorre gran parte de la historia reciente del país transalpino, como por el amor que se expresa desde su trama hacia el séptimo arte, de una manera que pocas películas han sido capaz de transmitir.

cinema paradiso

Salvatore es un director de cine de origen siciliano, pero lleva muchos años sin volver al pueblo donde se crió y donde creció y aprendió a amar el cine. Un día, recibe la noticia del fallecimiento de Alfredo, un viejo amigo que regentaba un cine, y con el que había pasado grandes momentos.

Así, Salvatore comienza a recordar momentos de su infancia y juventud, de sus primeros pinitos con el cine y de sus primeros amores, todo con la nostalgia de lo que fue una infancia feliz en una época triste para un país empobrecido tras la guerra. Y también le sirve para recordar todas las lecciones y consejos que Alfredo le había mostrado a través de las películas que iban proyectando en el Cinema Paradiso.

Tornatore realiza con Cinema Paradiso un precioso homenaje a su tierra natal, con elementos que de verdad formaron parte de su infancia, y eso se deja ver en la manera en que trata y expresa la historia. Se llegó a hablar incluso de postmodernismo nostálgico como el género al que se debería adscribir la película.

cinema paradiso

Aún así, al principio, la película no logró el éxito estimado en taquilla. La primera versión de Tornatore duraba dos horas y media largas, lo que le restaba poder en cuanto a ritmo y potencia de la historia principal. Se redujo el metraje a dos horas para su distribución internacional y fue aquí cuando comenzó a funcionar entre el público y, sobre todo, en los certámenes internacionales. Oscar, Globo de Oro y Premio especial del jurado en Cannes, entre otros galardones, la situaron en el olimpo del cine europeo de esos años y, cómo no, la situó como el título que marcaba el resurgir del cine italiano que tan de capa caída estaba por aquellos años.

cinema paradiso

Muy recomendable para los amantes de las historias bonitas, de las películas hechas con el corazón y, cómo no, para los amantes del cine, que se darán un homenaje viéndola, y lo celebrarán enormemente sobre todo con el glorioso final.

4 pensamientos en “Cinema Paradiso”

  1. Para nosotros, en palabras sencillas: “UNA OBRA MAESTRA”.
    Es una de esas películas que parece que no te engancha pero que la acabas recordando con un sonrisa, se queda ahí… como un poso que gusta.

  2. Como ya te he mencionado, junto con La vida es bella y el ladrón de bicicletas, las mejores películas italianas que he visto. Saludos compañero.

Los comentarios están cerrados.