Archivo de la etiqueta: Alfred Hitchcock

Diez grandes directores que nunca ganaron el Oscar

Los Oscars de la Academia de Hollywood son los premios de cine más famosos, los que más se siguen y, probablemente, los que dan más prestigio al que los gana. Pero muchas veces se los tacha de demasiado comerciales, de injustos o, incluso, de inentendibles por sus criterios.

Seguir leyendo Diez grandes directores que nunca ganaron el Oscar

20 títulos de crédito geniales

Los títulos de crédito son un arte que muchas veces pasa desapercibido. No sólo para los espectadores, sino también para los productores y directores, que prefieren dedicar esfuerzos y recursos a otras partes de la película. Pero esto no quiere decir que haya habido, y siga habiendo, muchas maravillas visuales y sonoras en la manera de presentarnos a los que participan en las películas.

Seguir leyendo 20 títulos de crédito geniales

La soga

La soga (Rope) es una de las películas más geniales de Alfred Hitchcock. Dirigida en 1948, y protagonizada por James Stewart, supone todo un ejercicio cinematográfico de puesta en escena y de dirección que, de haber podido disfrutar de los avances técnicos actuales, habría quedado perfectamente redonda. Bueno, en el fondo, ¿no quedó redonda ya incluso con aquellas limitaciones?

Seguir leyendo La soga

Extraños en un tren

A lo largo de los casi ciento veinte años que llevamos de historia del cine, ha habido pocos directores que hayan gozado de tan unánime reconocimiento como Alfred Hitchcock. Durante generaciones, han sido muchos los que le han admirado y venerado, y su prolífica carrera está repleta de obras maestras que le sitúan en los puestos más altos del olimpo de los directores. Tal vez por eso, parece increíble que el responsable de películas como Vértigo, Psicosis, La ventana indiscreta o Con la muerte en los talones, por citar alguna, nunca consiguiera un Oscar por su labor como director, y que su único Globo de Oro fuera por la reconocida serie negra Alfred Hitchcock presenta. Bien es cierto que, en aquella época, los críticos no eran muy favorables al director británico y los reconocimientos públicos no le llegaron hasta que ya hubiera pasado lo mejor de su fructífera carrera, cuando le dieron ambos galardones a título honorífico.
– Leer más>